Seguros del Pichincha

¿Cuéntas con alguno de estos productos?

- Amparo seguro
- Plan Vida Médico
- Resguardo oportuno

¿Te gustaría contratar un seguro que te ofrezca telemedicina?

Permítenos asesorarte

5 Mitos y Verdades que debes conocer sobre los Seguros de Vida

5 mitos y verdades sobre los seguros de vida

A la gente le asusta escuchar ofertas sobre

seguros de vida.

Es una especie de aferración ante la vida porque aunque este

tipo de seguros

no incluyen en su nombre la palabra muerte, la asociación es inmediata. Y a la muerte, muchos le tememos miedo.

Puede tratarse de una cuestión cultural a la que hay que direccionar y fortalecer, justamente, con la contratación de un seguro. El primer paso es entender el significado real y el alcance de estas pólizas. ¡Comencemos!

Seguros del Pichincha plan de Vida Protegida

El valor de la prima se estipula de acuerdo al riesgo y asegurado depende del riesgo y de la cantidad que quiera recibir en caso de incapacidad o que sus beneficiarios perciban en el caso de su fallecimiento. Además, esa indemnización final de la póliza puede recibirse en un pago único o como una renta, según desee el asegurado o sus beneficiarios.

En ese sentido, es necesario definir algunos conceptos importantes: Asegurado, de cuya vida depende el pago del capital; tomador, quien contrata el seguro y paga la prima (puede coincidir con el asegurado) y beneficiario, quien percibirá el capital estipulado en la póliza.

Ahora sí, te dejamos 5 mitos comunes y verdades que te harán comprender mejor su beneficio.

Mito 1: ¡Es innecesario! Soy soltero, no tengo hijos…

Hay un sinnúmero de casos trágicos que hacen lamentar el no haber planificado y haber pensado que tener un seguro de vida es innecesario. Hay otros, en cambio, que los beneficiarios agradecen, una y otra vez, las sabias decisiones. Aunque no tengas cónyuge ni dependientes, los beneficios del seguro de vida pueden utilizarse para ayudar a tus seres queridos a pagar sus deudas (como los préstamos universitarios privados) si falleces: Piensa en deudas como la hipoteca o el préstamo del auto. ¡Planificar con anticipación puede ayudar a proteger a tus seres queridos de gastos exorbitantes!

Así también, tener un seguro de vida alivia la carga de pagar los costos finales así como pagar deudas post mortem o, simplemente, dejar donaciones como herencias. En

Seguros del Pichincha,

por ejemplo, la

póliza de seguro de vida

incluye

asistencia funeraria,

que cubrirá todos los gastos del servicio funerario, con espacio a perpetuidad por $2500.

Mito 2. Es demasiado caro, no lo puedo pagar.

Este es el mito más común. Todos subestimamos el precio de un seguro de vida y lo hacemos hasta que nos atrevemos a solicitar cotizaciones y realmente comprender primas, beneficios y demás. Por ejemplo, existen empresas como Seguros del Pichincha con planes personalizados, que se ajustan al presupuesto del titular. Las mensualidades van desde USD 3,00 con diferentes modalidades de pago, según tu flujo de ingresos.

Si quieres conocer sobre cosas que debes saber antes de firmar una póliza de seguro de vida, ingresa a este artículo Cosas Que Debes Conocer Antes De Firmar Una Póliza De Seguro De Vida

Es usual también que cuando te quedas sin empleo, eliminas el seguro de vida que tenías contratado: ¡Grave error! En estos momentos críticos es donde más respaldos y garantías necesitas tener, por lo que una póliza de este tipo debe ser parte de la lista de prioridades básicas.

Póliza de seguro de vida en Seguros del Pichincha
Mito 3. Solo sirve en caso de fallecimiento.

Este es el mito más común, pero lo cierto es que un seguro de vida no solo aplica si falleces, sino también cuando hay invalidez a causa de un accidente o enfermedad grave. Además, este tipo de pólizas son un soporte económico, ya que extiende beneficios en caso de hospitalización o gastos médicos por accidente.

La esencia es que el valor económico sea un respaldo para que tus seres queridos puedan continuar con sus vidas, cumpliendo sus sueños, viviendo en comodidad, sin tener que enfrentar situaciones económicas no esperadas.

Mito 4. Mis ahorros alcanzan.

Nos encantaría decirte que sí, pero la realidad es que no. La vida es tan efímera y cambiante que simplemente los ahorros no alcanzan… ni los de debajo de la almohada ni los que tienes en una cuenta bancaria. Por ejemplo, una persona que paga USD 10 al mes durante 15 años, habrá pagado USD 1800 en total mientras que si fallece, la cobertura no será menos de USD 5000. Es decir, muy superior a lo que en teoría ahorraría. Mostrar que es una decisión inteligente financiera.

Lo mejor tomar una decisión inteligente en el momento oportuno para tener un respaldo confiable y oficial que te de brinde garantías hasta después de fallecer, ¡literal!

Mito 5. No puedo contratarlo si tengo enfermedades.

Tampoco es cierto. Independientemente de la patología, sí es posible contratar un seguro de vida. La empresa aseguradora realizará un análisis médico para tramitar tu póliza de forma habitual o con una condición específica.

Pueden generarse muchos mitos sobre la contratación de un seguro de vida, pero, en buena hora, existen más verdades. Por ejemplo, si llegaras a fallecer por cualquier causa, los beneficiarios de un

plan de Vida Protegida

de Seguros del Pichincha recibirán una indemnización por hasta USD 30.000; algo similar sucede en el caso de una enfermedad grave: la cobertura alcanza los USD 10.000. Además, hay otros beneficios como asistencia médica ambulatoria, que incluye consultas médicas con diferentes especialistas, ecografías y medicamentos.

¿Qué más razones necesitas? ¡No lo pienses más y contrata un seguro de vida ya!