Reportar un siniestro
Recomendar

Claves para lograr tu libertad financiera

Como lograr libertad financiera paso a paso

¿Quién no ha soñado en ser su propio jefe, manejar sus horarios y no tener que recibir órdenes o aguantar el mal genio y el capricho de un jefe? ¿Quién no ha soñado en trabajar por gusto y no por necesidad, o incluso ganar dinero sin tener que trabajar para ello? ¿Qué mujer no ha soñado en no depender de los ingresos del esposo para disponer a sus anchas de lo que bien merecido ha recibido como recompensa de su esfuerzo diario?.

Pues creo que todos y todas lo han hecho alguna vez, pero pocos lo han podido concretar en la práctica. La verdad es que tener ingresos sin trabajar o hacerlo por el simple hecho de disfrutar de lo que se hace suena inalcanzable, una quimera, pero en realidad, a pesar de las apariencias, no es tan difícil llegar a alcanzar este sueño. Por supuesto, nada en la vida es gratis, así que disciplina y audacia serán dos ingredientes fundamentales para alcanzar tal propósito.

¿Cómo tener tu libertad financiera?

A continuación, te presentamos unos pequeños consejos para alcanzar este anhelo.

Primero hay que entender qué es la libertad financiera. Para empezar, es necesario decir que esta consiste en lograr que se pueda financiar los costos de subsistencia sin la necesidad de trabajar, es decir, generar ingresos a partir de las ganancias que puedan obtenerse de la renta producida por los activos que se posee.

Los activos son bienes con un costo comercial que pueden generar renta. Por ejemplo, el arriendo de una casa o el alquiler de un vehículo. Como vemos, para poder generar recursos sin tener que destinar tiempo ni esfuerzo a ello, hace falta, por supuesto, haber trabajado y generado dinero que permita la obtención de esos bienes. Pero tampoco se trata de trabajar de sol a sombra durante toda la juventud.

Para acumular un capital lo suficiente para adquirir un bien y ponerlo a producir, es necesario manejar de manera inteligente y con disciplina los ingresos fijos, grandes o pequeños, que se obtienen durante un período de trabajo, en algún emprendimiento personal o baja relación de dependencia.

La libertad financierapor tanto no depende tanto de tu nivel de ingresos sino de la capacidad que se tiene para administrar esos ingresos, y convertirlos en el mediano plazo en el capital para tu libertad económica. El ahorro, la inversión y el patrimonio es la triada clave para lograr este propósito.

Si todo lo que recibes como sueldo en tu trabajo actual, lo conviertes en dinero de bolsillo, estamos por mal camino. Lo primero que debes pensar es que el esfuerzo de ahora será la garantía de tu libertad en el futuro. Privarte ahora de ciertos gustos, puede ser la clave para gozar dentro de poco de los recursos suficientes para contar con un patrimonio que te permita gozar mucho más después. De ahí que la capacidad de ahorro es un primer paso que se debe cultivar.

Como alcanzar tu libertad financiera pasos y ejemplos

Por supuesto ahorrar no es nada fácil, sobre todo si no has tenido el hábito de hacerlo. Para ello debes organizar tus finanzas. Tener un presupuesto de gastos mensual puede ser un apoyo fundamental para saber el monto de tus ingresos líquidos, determinar tus gastos fijos, y, entre aquellos, de cuáles no se puede prescindir, pues constituyen gastos de primera necesidad, como alimentación, educación y salud, y los gastos de los que sí se puede prescindir, como aquellos destinados a la recreación, por ejemplo.

Tampoco se trata de vivir una vida de absoluta austeridad durante un tiempo prologado, pues esto podría significar un costo emocional muy grande para toda la familia. El arte está en saber cómo lograr ahorrar en aquello que se puede ahorrar, sin sacrificar por ello la calidad de vida.

Así, por ejemplo, si hemos estado acostumbrados a comer afuera todos los fines de semana, o a salir de la ciudad de paseo cada mes, o no perdernos el estreno mundial en el cine de la última película de nuestro actor preferido, se podría muy bien buscar alternativas. Salir a comer fuera de casa pasando un fin de semana, ubicar lugares de paseo dentro de la ciudad que no reporten grandes gastos de movilización y manutención para la familia, o simplemente alquilar la película de tu actor preferido y verlo en casa, parecen buenos sustitutos para sobrellevar este período de la mejor manera.

Una vez alcanzado un ahorro mínimo, el siguiente paso será invertir de modo inteligente el capital alcanzado. Invertir en la compra de un bien inmueble, un automóvil o algún dispositivo electrónico para alquilar podría darte ya tus primeros réditos económicos. Al mismo tiempo que incrementas tu patrimonio familiar, entregas también la posibilidad de que tus hijos puedan tener aún más posibilidades que las que tuviste tú para alcanzar tu libertad financiera más pronto.

Un fondo de emergencia es siempre importante, pues te previene contra cualquier eventualidad y es una manera de asegurar a tu familia, pero también depende de qué clase de deudas has adquirido. Si esas deudas tienen un alto interés, quizás sea mejor concentrarse en pagarlas por completo antes de empezar a ahorrar, pues así gastarás menos en intereses.

Poliza de seguro de vida en ecuador seguros del pichincha

Te puede interesar:

Tips para aliviar el dolor de espalda en la oficina
Cómo ahorrar dinero en entretenimiento familiar
Los mejores hábitos para tener una buena salud física y mental
10 recomendaciones para ahorrar este regreso a clases