¿Cuéntas con alguno de estos productos?

- Amparo seguro
- Plan Vida Médico
- Resguardo oportuno

¿Te gustaría contratar un seguro que te ofrezca telemedicina?

Permítenos asesorarte

Cosas Que Debes Conocer Antes De Firmar Una Póliza De Seguro De Vida

Cosas que debes conocer antes de firmar una póliza de seguro de vida

Los seguros de vida

son una necesidad que, aunque parezca inusual, tienen – cada vez más - mayor aceptación y penetración en la sociedad actual. Resulta una alternativa interesante para reducir consecuencias tras la fatalidad de una muerte, invalidez debido a accidentes o por enfermedades degenerativas. ¿El motivo? Pues ayudará a tus seres queridos a continuar con sus vidas gracias a los contingentes previstos en el seguro contratado.

La característica fundamental para que un seguro de vida sea válido es la muerte del titular, por eso es importante previo al contrato delimitar algunos conceptos: asegurado, persona de cuya vida depende del pago del capital; tomador, el encargado de controlar el seguro y paga la prima (puede coincidir con el asegurado) mientras que el beneficiario, es la persona que percibirá el capital estipulado en la póliza tras la muerte del asegurado.

Póliza de seguro de vida en Seguros del Pichincha

Para contratar una

póliza de vida

hay que entender los

tipos de seguros

que hay en el mercado. En realidad, hay cuatro modalidades: seguros de riesgo,

seguros de ahorro

o supervivencia, seguros mixtos y seguros de rentas:

SEGUROS DE RIESGO

O PARA CASOS DE MUERTE: en este tipo de póliza el capital contratado es pagado inmediatamente después del fallecimiento del asegurado, siempre y cuando esté vigente el contrato y si esto ocurre antes de finalizar el plazo de duración del seguro. Si la persona asegurada sobrevive a ese periodo el seguro queda cancelado, quedando las primas satisfechas a favor de la compañía aseguradora.

Existen dos tipos de

seguros de riesgo

los seguros temporales y los seguros de vida entera. Los primeros cubren el riesgo de fallecimiento prematuro antes de terminar el contrato y suelen contratarse para proteger obligaciones hipotecarias, garantía de cancelación de deudas o como protección adicional para la familia.

Mientras los seguros de vida entera, extienden sus coberturas durante toda la vida del asegurado de forma permanente, sin plazo. La indemnización se paga inmediatamente después del fallecimiento.

- SEGUROS DE AHORRO: Se los conoce así porque tienen como propósito la obtención de un capital al final del plazo convenido. La finalidad de estos seguros es la inversión a medio o largo plazo para complementar las prestaciones de jubilación o para acumular un capital que permita hacer frente a situaciones futuras. Y en realidad, sus beneficios son extensiones de un plan de vida.

- SEGUROS MIXTOS: Son las pólizas que fusionan los entregables de los dos seguros comentados arriba, para que el asegurado quede cubierto en caso de fallecimiento y también tenga asegurada una prestación si sobrevive a la edad estipulada en el contrato.

- SEGURO DE RENTAS: En este tipo de seguros, el titular de la póliza tiene garantizada una renta vitalicia o una renta temporal. Este tipo de seguros se puede contratar mediante una aportación de un capital único o a través de una prima en tiempo determinado.

Asegura a tu familia con Póliza de vida

La mayoría de seguros, indistintamente de la modalidad que se contrate, presta garantías complementarias, es decir, coberturas opcionales a las principales, tanto de riesgo de muerte como de supervivencia. Es importante considerar que las garantías complementarias de los seguros de vida, por lo general, no pueden contratarse más allá de los 65 años (aunque la garantía principal sí lo permita).

En este sentido las principales garantías complementarias en los seguros de vida son: invalidez absoluta y permanente, fallecimiento por accidente, fallecimiento por accidente de circulación, invalidez absoluta y permanente por accidente, incapacidad temporal, enfermedades graves, asistencia sanitaria por accidente, hospitalización y cirugía, y otros.

Antes de firmar una

póliza

también debes conocer a detalle las siguientes inquietudes: ¿en qué casos, el seguro no indemnizará?, ¿cuáles son los requisitos para cobrar el seguro? Así como el periodo, vigencia del seguro y cómo y bajo qué condiciones se renueva el plan. Bajo estas consideraciones, también se ajusta el costo de la prima mensual así como también de los ingresos del asegurado, la edad, las enfermedades preexistentes, o si su profesión es de riesgo.

De la misma manera que mencionamos en el artículo 5 seguros complementarios que pueden beneficiar tu vida, en este caso también es importante conocer que las mensualidades se mantienen iguales durante el número de años que esté vigente el plan, por lo que es importante que dentro del análisis, evalúes este tema para que puedas hacer las proyecciones necesarias.

También tienes que tomar en cuenta que, el suicidio no se cubre, al menos en la mayoría de planes; por lo general, tras dos años de estar en vigencia la póliza. Además, la empresa con la que firmes el contrato no tiene la obligación de avisar a los beneficiarios del seguro de vida tras la muerte del asegurado.

En Seguros del Pichincha

hay un plan especial que se denomina Vida Protegida, con el cual se recibe una indemnización por hasta USD 20000 en el caso de fallecimiento y, en el caso de una enfermedad grave, la cobertura alcanza los USD 10000, para así obtener la tranquilidad que tu familia necesita en el caso de un imprevisto.