Seguros del Pichincha

¿Cuéntas con alguno de estos productos?

- Amparo seguro
- Plan Vida Médico
- Resguardo oportuno

¿Te gustaría contratar un seguro que te ofrezca telemedicina?

Permítenos asesorarte

¿Por Qué Un Seguro De Salud Es La Mejor Inversión Para Tu Familia?

¿Por qué un seguro de salud es la mejor inversión para tu familia?

Porque brinda garantías en imprevistos de salud… así de sencillo. Realmente no hay que pensar mucho para dimensionar el por qué un

seguro

es la mejor inversión para la familia, el problema es que somos seres emocionales que nos dejamos, en muchas ocasiones, influenciar por los sucesos de la vida y tergiversadamente hemos pensando que la salud es un gasto y, por ende, un seguro también.

Es una cuestión cultural que debemos detener y concebir nuevamente: el

seguro familiar

de salud es una inversión. ¿Por qué? Pues porque se traduce en una planificación familiar que nos hace renunciar a un monto de dinero en el presente, pensado en recibir un beneficio a corto, mediano y largo plazo. ¿Qué beneficio? Pues desde lo emocional, solo el hecho de sentir respaldo en una posible tragedia de salud, ya es una razón válida y, evidentemente, desde lo financiero, es una garantía sin precedentes.

Beneficios de tener un seguro de salud

Ya la pandemia por el Covid-19 que está vigente en el mundo por casi dos años nos ha enseñado que no tener un

seguro de salud

puede ser aún más catastrófico y esta realidad nos ha hecho tomar mayor conciencia de nuestra salud y la de nuestra familia.

Es una inversión, sin duda, porque aunque uno no quiere, las enfermedades llegan y no sabemos cuándo. Los

beneficios de tener un seguro

se ven reflejados en situaciones como las siguientes: no tendrás que esperar para ser atendido (¡salvo en pandemias!); pues los diferentes centros de salud y clínicas a los que pertenece el seguro de salud estarán lo suficientemente abastecidos para tu llegada.

Pensarás que sí fue una buena inversión cuando por alguna razón se analice la posibilidad de una transfusión de sangre, exámenes de diagnósticos, trasplantes de órganos y otros tratamientos de enfermedades catastróficas, y tu seguro médico diga: sí cubrimos.

No te arrepentirás del dinero invertido en la

póliza de un seguro

familiar cuando la cuenta hospitalaria alcance un monto significativo y tu cobertura llegue al 100% o al 80%. ¡Será un alivio! Las situaciones de urgencias y emergencias las 24/7 también serán un aliciente.

Sucederá lo mismo cuando la prueba de embarazo marque positivo y el seguro de salud cubra chequeos médicos mensuales, exámenes especiales, parto y, extienda una

cobertura para el recién nacido.

La inversión del seguro también dará frutos cuando, en un escenario no deseado, debas tomar medicinas diariamente y el plan contratado te brinde los medicamentos sin recarga.

Seguro familiar con cobertura para el recién nacido

Hasta el último momento, sentirás que fue una buena inversión; hay paquetes que se complementan y cuentan con una

cobertura exequial

para el titular de la póliza y su cónyuge e incluso la familia más extendida como hijos, abuelos, tíos y otros; dependerá del alcance del plan.

No hay tarjeta que aguante las emergencias médicas; tampoco los préstamos son buena idea en momentos difíciles: las tasas de interés pueden sobrepasar la realidad. La idea es que puedas tener una vida planificada y con sus respectivos contingentes. El seguro de salud debe convertirse en una prioridad familiar porque nadie es inmune a las enfermedades o accidentes.

En el artículo Cómo un seguro hospitalario te ayuda a cuidar tu salud y patrimonio mencionamos también la necesidad de contar con uno para proteger tu economía familiar.

Póliza de un seguro para tu familia

Da el primer paso, haz una inversión inteligente a través de información confiable que explique el detalle de los tipos de seguros que existen y que estén acorde a las necesidades y presupuesto de tu familia.

Los planes varían de acuerdo al requerimiento, pueden ser individuales, familiares, empresariales, corporativos o también coberturas dedicadas para especialidades como odontología y otros planes más específicos para tratamiento de cáncer o accidentes.

El seguro de salud se maneja a través de diferentes modalidades y, en este punto, se entiende aún más la idea de una inversión confiable. Hay la alternativa de que pagues o no una cantidad por atención médica y de esto depende la inversión anual o mensual que puedas destinar. También se establecen reembolsos, un rubro en el que sentirás que tu inversión regresa de una manera oportuna.

Ahora sí, algunos consejos antes de elegir la mejor inversión para ti y tu familia: consulta si la empresa tiene un registro y aval oficial; averigua sobre sus antecedentes, puedes buscar si hay casos de conformidad o inconformidad por el servicio prestado en redes sociales o en los buscadores.

Cerciórate de verificar los periodos de carencia, es decir, el lapso que pasa desde que contratas un seguro de salud privado hasta que puedes hacer pleno uso de sus servicios. A veces suelen ser de dos meses, o hasta de seis meses.

También recuerda leer las cláusulas del contrato; ¡la letra chiquita! Es importante que estés al tanto, de forma minuciosa, de los parámetros contractuales. Ten presente que es una inversión y todos los detalles que te proporcionen serán de utilidad para recibir los beneficios en el tiempo.

En el mercado existen alternativas que despliegan beneficios integrales. Por ejemplo: Seguros del Pichincha cuenta con seguros de vida y accidentes personales, que tienen como un beneficio adicional asistencias médicas que incluyen por ejemplo consultas con médicos generales; una opción de inversión válida que integra varios servicios a la vez.