Reportar un siniestro
Recomendar

Enfermedades que más afectan a los ecuatorianos

¿Sabía usted que, en promedio, un ecuatoriano pasa más de 4 días al año hospitalizado? En general, se puede culpar al estilo de vida en Ecuador como la causa de muchas afecciones de salud. Sedentarismo y mala nutrición se encuentran en la raíz de las enfermedades más comunes que se presentan en el país. Sin embargo, existen otras circunstancias que pueden conducir a enfermedades, algunas fuera de nuestro control.

Es importante, entonces, conocer cuáles son las más frecuentes afectaciones a la salud de Ecuador, de esta forma se puede estar consciente de lo que puede afectarnos a nosotros o a nuestros seres queridos. De hecho, al leer cuáles son las más importantes, se puede asegurar que usted ha pasado por ellas en alguna época de la vida:

Apendicitis

Debemos empezar por una afección que lamentablemente no tiene una causa conocida, pero afecta a grandes y pequeños, aunque la prevalencia es mayor en menores a 12 años.

La apendicitis es la inflamación del apéndice y requiere atención hospitalaria inmediata para realizar cirugía y extirpar el órgano para terminar con la dolencia. El proceso, al requerir hospitalización, exige un proceso de reposo posterior antes de volver a las labores normales. Luego de la cirugía, se deberá tener cuidado en la alimentación y el adecuado proceso digestivo.

Es importante mantener especial atención a dolores en la parte baja derecha del abdomen como el principal síntoma de apendicitis, pues de no ser tratada a tiempo, las consecuencias pueden ser más graves, al convertirse en peritonitis con riesgos mayores. Cabe recordar que es la principal causa de hospitalización en el país.

Infecciones a las vías respiratorias

Desde procesos gripales a casos de neumonía y pulmonía se ubican en esta categoría. La falta de cuidado ante los cambios rutinarios del clima y la exposición a bacterias o virus en el ambiente provocan infecciones a las vías respiratorias (fosas nasales, boca, faringe, laringe, tráquea, bronquios y pulmones). No olvide que es una de las principales causas de muerte, especialmente en menores de cinco años y mayores de 60.

Los primeros síntomas suelen ser tos, estornudos, escalofríos, fiebre alta, dolores de cabeza y malestar general. Es importante reconocer estos síntomas lo más temprano posible para evitar que las infecciones se conviertan en enfermedad más graves.

Para tratar las infecciones simples, se puede usar medicina recetada como antigripales con refuerzo de vitamina C. En casos de afectaciones más graves, se requerirá de un tratamiento más profundo y cuidadoso que suele incluir hospitalización por uno o varios días hasta garantizar que el estado del paciente es el adecuado para volver a la rutina diaria.

Si bien existen vacunas contra ciertos virus estacionales, poder prevenir este tipo de afectaciones requiere un alto nivel de protección ante condiciones climáticas u otros factores de exposición (el lavado frecuente de las manos es fundamental). Dado que el medio de transmisión es respiratorio, al sentir los primeros síntomas, lo más recomendable es usar una mascarilla para evitar el contagio y consultar a un doctor. Cabe indicar que, para los hombres, la neumonía es la segunda causa más frecuente de hospitalización y la tercera para las mujeres.

Afectaciones gastrointestinales

Intoxicaciones alimentarias, enfermedades diarreicas e infecciones bacteriales (como la salmonella) son algunas de las principales afectaciones gastrointestinales comunes en el Ecuador.

El caso de la salmonella se produce por el consumo de alimentos contaminados con heces animales. Otros parásitos, bacterias y virus que se encuentran en alimentos en mal estado también pueden generar un cuadro de intoxicación estomacal.

Los principales síntomas son dolores estomacales, fiebre, náuseas, vómito, diarrea y malestar general. El cuidado general de los alimentos durante su preparación, junto a normas y hábitos de higiene son maneras sencillas de prevenir este tipo de afectaciones.

Es cierto que muchos episodios de afectaciones gastrointestinales se pueden atender con reposo e hidratación adecuada, si los dolores son mayores, la visita al médico será trascendental para tener un diagnóstico específico y la vigilancia de personal de salud para evitar que la situación empeore.

Una vez al tanto de las afectaciones de salud más frecuentes entre los ecuatorianos, es fácil concluir que, como se dijo al inicio, los buenos hábitos como la actividad física o la alimentación sana, pueden ayudarnos a construir mejores condiciones de vida, pero no son las únicas maneras de mantenerse exento de ser presa de alguna enfermedad. Sin importar los cuidados que se pongan en práctica, siempre será necesario un respaldo adicional que permita tener la confianza de que venga lo que venga (con el sincero deseo que nada suceda) una adecuada cobertura médica protegerá nuestra salud y nuestra economía. Existen planes de seguros personales que le permitirán mantenerse protegido ante estas u otras adversidades.

Te puede interesar:

Consejos para el primer día de clases, cómo evitar lágrimas y malos momentos
¿Cómo explicar a un niño la muerte de un familiar o un ser querido?
¿Cuál es el mejor momento para contratar un seguro de vida?
Cómo tener un embarazo saludable